Hace unas semanas, platicando con Andrea, una de las líderes del sector asegurador, me compartió la importancia de ayudar a nuestros clientes NO solo a crear un Fondo de Emergencias sino también y no menos importante, un Fondo de Oportunidades.

En el día a día me encuentro con muchas personas que, al momento de revisar un plan de ahorro, su primer comentario es: Los rendimientos están muy bajos. Mas allá de rebatir esta objeción, lo mas importante es tener en cuenta que “No puedes invertir sin nada… lo primero es ahorrar”.  Para poder tener acceso a inversiones rentables primero tienes que contar con dinero suficiente para poder acceder a ellas y la única forma de tener este dinero es ahorrando primero. No te preocupes por los rendimientos cuando des el primer paso para convertirte en ahorrador.  Solo enfócate en ahorrar una cantidad de dinero de forma recurrente y con un objetivo específico. Ya que hayas juntado una cantidad sustanciosa, entonces puedes voltear a ver inversiones de mayor rendimiento y estar atento a las oportunidades. 

Ejemplos:

  • Si ahorras tan solo $10 pesos diarios, al cabo de un año habrás juntado $3,650 pesos.
  • Si ahorras $100 pesos por semana, al cabo de un año habrás juntado $5,200 pesos.
  • Si ahorras $500 pesos a la quincena, al cabo de un año habrás juntado $12,000 pesos.
  • Si ahorras$2,000 pesos al mes, al cabo de un año habrás juntado $24,000 pesos.

Si mantienes ese ritmo por 5 años, entonces tendrás:

  • Con tan solo $10 pesos diarios, tendrás en total: $18,250 pesos.
  • Con $100 pesos por semana, tendrás en total: $26,000 pesos.
  • Con $500 pesos a la quincena, tendrás en total:  $60,000 pesos.
  • Con $2,000 pesos al mes, tendrás en total: $120,000 pesos.

Seguramente se te han presentado algunas oportunidades en el ámbito financiero que has tenido que dejar pasar por no tener los recursos.  Incluso pensaste en invitar a alguien más para no dejar pasar la oportunidad y llevarte parte de las ganancias, pero al final no pudiste tomarla por falta de liquidez.

En la vida se nos van a seguir presentando oportunidades y es sumamente importante contar con un fondo de oportunidades y entonces, convertirte al fin en un inversionista.

Comienza con lo más simple, no esperes más y ahorra.

Si aún no cuentas con un asesor de confianza, con mucho gusto me pongo a tus órdenes para ayudarte a asegurar tu futuro financiero.

¡Saludos!

Álvaro Aldrete