Todos hemos escuchado en alguna ocasión, que lo que se puede medir se puede mejorar…

En ventas, los resultados extraordinarios se dan por buena medición.

Si somos capaces de medir cada paso de nuestro proceso de venta, los presupuestos serán sumamente acertados.

Pero ¿qué debemos medir?

  • Llamadas realizadas
  • Llamadas que lograron contacto
  • Llamadas que generaron una cita
  • Citas Programadas
  • Citas Confirmadas
  • Citas llevadas a cabo
  • Total de encuestas realizadas en las citas
  • Presentaciones de venta Programadas
  • Presentaciones de venta Confirmadas
  • Presentaciones de venta llevadas a cabo
  • Número de ordenes programadas
  • Número de ordenes confirmadas
  • Número de ordenes pagadas
  • Promedio venta por orden pagada en moneda nacional

Con los datos anteriores, podremos proyectar con exactitud nuestras ventas y además identificar fortalezas y áreas de oportunidad.

El siguiente paso será comenzar a medir los días y los horarios en los que tenemos mejores resultados, el perfil de cliente o empresa con los que nos desenvolvemos mejor y así sucesivamente hasta tener muy claro no solo la cantidad de llamadas y citas que tendremos que llevar a cabo sino también los horarios y días en los que somos mas efectivos para poder aprovechar mejor el tiempo.

¡Hasta pronto!