La construcción de un patrimonio es muy parecida a la de una casa.

Para construir una casa, deberás de seguir, por lo menos, los siguientes pasos:

  1. La sueñas o imaginas.
  2. Aterrizas tu idea a través de un proyecto. (un plano)
  3. Obtienes un cálculo o presupuesto de lo que costará la construcción.
  4. Defines el tiempo de construcción en base a la cantidad de dinero que puedes destinar al proyecto. (ingresos o flujo)
  5. Construyes siguiendo los lineamientos del plano y haces los ajustes pertinentes sobre la marcha.
  6. Al terminarla, deberás administrarla y darle mantenimiento continuo.

Para construir tu patrimonio deberás hacer, por lo menos, lo siguiente:

Lo primero es definir, con claridad, la cantidad de patrimonio que deseas poseer, la distribución del mismo y el tiempo en que deseas lograrlo.

Después deberás realizar un plan que contenga todo lo que deseas poseer y el plazo en el que lo vas a lograr.

El plano de tus finanzas debe tener detalladamente todas las áreas de tu patrimonio.  Al igual que una casa, tiene que tener una buena distribución. Recuerda que no debes poner todos los huevos en una canasta. Por ejemplo, si deseas tener un patrimonio de 1 millón de dólares ($1’000,000.00) puedes distribuirlo entre: bienes inmuebles, inversiones, seguros, arte, joyas y acciones. El porcentaje que destines a cada uno de ellos será en función a tus necesidades y anhelos.

Ya que tienes claro el tamaño y la distribución del patrimonio que deseas construir, entonces necesitas definir el tiempo que te llevará alcanzarlo.  Para calcular el tiempo debes partir de la cantidad que podrás destinar a estos proyectos derivado de lo que produces día a día o mes a mes puedes destinar al proyecto.  Este paso es sumamente importante. En mi experiencia me he topado con personas que me externan su deseo de comprar una casa de, por ejemplo: $250,000 dólares.  Después me externan que quisieran hacerlo en 2-3 años sin utilizar un crédito hipotecario.  En cuanto les digo que para lograrlo deberán ahorrar entre $6,000 y $7,000 dólares mensuales, normalmente les parece una cantidad fuera de su presupuesto y es entonces cuando hacemos los ajustes pertinentes para que puedan hacer un plan mas cercano a la realidad.  Lo anterior no lo comparto con afán de desmotivar sino con la finalidad de que hagas un cálculo que te ayude a SI alcanzar tus metas en lugar de que se queden solamente en sueños inalcanzables.

Ya que hiciste los cálculos pertinentes, tienes claro el presupuesto que puedes desinar a tu proyecto y el tiempo que necesitarás, entonces deberás poner manos a la obra.

Mi recomendación es que antes de comenzar a ahorrar, incluyas en tu planeación patrimonial un Seguro de Vida e Incapacidad del tamaño de tu proyecto patrimonial.  Si tu proyecto es de $1’000,000.00 entonces deberás contratar un seguro por esa suma y que te cubra por el plazo que necesitas para alcanzarlo.  Si lo deseas, conforme vayas avanzando en tu proyecto puedes ajustar la Suma Asegurada hacia abajo. Y la diferencia del costo de tu seguro aportársela a tu proyecto patrimonial.

Si en el proceso de la construcción de tu patrimonio te das cuenta que estás llegando a tu meta con mayor o menor rapidez, entonces deberás hacer los ajustes necesarios a tu plan original.

Quizás pienses que cuando alcances tu meta, todo será paz y armonía, pero debo de decirte que no será así.  Un patrimonio necesita atención y mantenimiento continuos.  Hay un par de dichos que aplica para lo anterior:

“Quien tenga tienda que la atienda y si no que la venda”.

“Al ojo del amo engorda el caballo”.

Tener un patrimonio es un privilegio, pero también tienen sus responsabilidades, así que siento mucho romper a burbuja, pero cuando hayas logrado construir el patrimonio que siempre has soñado, deberás de seguir dedicándole tiempo y esfuerzo para mantenerlo.

Recuerda que plano para la construcción de un patrimonio debe contar por lo menos con 3 elementos:

  1. PROTECCIÓN: Esta debe ser igual o mayor al tamaño del patrimonio que deseas lograr. Si sueñas con tener un patrimonio total de 1 millón de dólares ($1’000,000.00), entonces deberás contar con una protección por fallecimiento o incapacidad equivalente a esa cantidad.  Con esto garantizas alcanzar tu meta aún si en el camino sucediese un elemento fortuito que te prive de alcanzar tu meta.
  2. ACUMULACIÓN: Este es el proceso de ir alcanzando cada una de tus metas personales, la forma mas eficiente de hacerlo es destinando una parte importante del flujo que generas día con día para avanzar en cada una de tus metas.
  3. ADMINISTRACIÓN Y MANTENIMIENTO: Una vez que lograste tus objetivos financieros, deberás administrarlos y/o darles mantenimiento según sea el caso.

Deseo que esta información te haya sido de utilidad.  Si tienes alguna duda particular, no dudes en contactarme a través de Instagram o Twitter: @alvaroaldretem

¡Hasta pronto!

Alvaro Aldrete