A la mayoría de los seres humanos, en alguna ocasión hemos dejado pasar una oportunidad por no saber o no habernos atrevido a iniciar una conversación.

Hace unos días estaba impartiendo un curso de ventas en conjunto con Rodrigo Rivera y le escuché una gran idea para evitar que esto suceda.

Imagen
La fórmula para iniciar una conversación, de cualquier tipo es hacer una de las siguientes 3 preguntas:

¿De dónde eres?
¿Cuál es tu comida favorita?
¿Qué hobbies tienes?

Las tres preguntas anteriores prácticamente garantizan una respuesta, y además esta respuesta no solo te dirá mucho de la otra persona, sino que será el comienzo de la que seguramente será una buena charla.

Deseo que estos consejos te sean de utilidad.

¡Hasta pronto!

Alvaro Aldrete

@alvaroaldretem